[Reseña] Monstruos Bizarros - VV.AA.



El Weird es un mundo de brumas y ensoñaciones en donde nada es lo que parece pues, quizás un simple abeto sea la representación misma de un horror ancestral. Pero, cuando transmutamos ese horror, cuando lo saturamos de violencia, gore, sexo descontrolado y actos que rayan lo absurdo, entonces se engendra lo bizarro, lo bipolar, aquello que se hermana con el propio género del eroguro nipón. Y ¿qué pasaría si la figura academicista del monstruo se adentrara por entre los recovecos de ese mundo caótico?
Os presentamos la reseña de Monstruos Bizarros. Bienvenidos al abismo...


Orciny Press es una editorial que publica obras bizarras centradas en esa exaltación de lo grotesco y lo meramente ilógico, envueltas en una espiral de violencia y sexo. En este caso, en el sello Midian recopilan todo un conjunto de relatos de lo más extravagantes y singulares dando consistencia al volumen. Estos relatos han sido traducidos-magistralmente-por Hugo Camacho, que ya ha mostrado sus dotes como traductor en obras como Picnic a la luz de la luna de Nick Antosca o Bailarina exótica de Violet LeVoit, y Francisco Jota-Pérez, padre del singular ensayo "Homo tenuis" de Gasmask Ediciones.

Así pues, pasamos a analizar los cinco relatos, por demás singulares, que componen el volumen:


El vampiro onanista - Christoph Paul

La antología se abre con las expediciones españolas del siglo XV al Nuevo Mundo. En ellas, Hernán Cortés-personaje protagonista-se verá inmerso en una trama sobre una extraña virulencia que recalienta la sangre; la única manera de saciar el resquemor es: beber sangre o masturbarse.

Pese a la "simpleza" del comienzo, Christoph Paul sorprende con un enredo sentimental y ético con final sorpresivo. En cierta manera busca la rudeza de obras como OldBoy (película brillante del 2005 dirigida por Chan-Wook Park) bajo un halo absurdo y jocoso, con el mito del strigoi a la espalda.


Tiempo a la sombra de aquello demasiado grande para ser visto - Michael Kazepis
    
Quizás este relato sea el que más argumento filosófico presenta de todo el volumen. El autor emplea  una visión madura y desolada-bajo un halo preciosista-para argumentar  la perdición y degradación del alma humana, inmersa en un mundo ilógico e irreal.
Michael Kazepis plasma un halo sombrío que finaliza con un claro homenaje al gore, ayudándose de una visión noir. 
Referencias a este relato podemos encontrarlas en Carretera Maldita de Stephen King (novela de terror que se aleja del horror sobrenatural y cotidiano para abordar un estilo más "sutil").



Ciudad en llamas - Mandy de Sandra

Mandy de Sandra nos muestra lo que implica el término "bizarro" en sí: la violencia, el sexo y lo absurdo se dan la mano para narrarnos una historia paranoica-al gusto de las teorías evolucionistas de los Reptilianos-.  Conforme el relato avanza, los parámetros anteriores no decrecen; todo lo contrario..., nos llevan hasta un final cómico-satírico repleto de imágenes grotescas del sexo.
La trama mana de un estilo rápido y conciso, sacando al lector de los "parámetros Weird "o los asociados al propio bizarro.
Aspecto negativo: sexo constante que llega a cansar, y no termina de generar el resultado esperado.

Me llaman monstruo - Tiffany Scandal

Una joya ética y sensual. En este caso, el monstruo se remonta a su visión original, a esa ternura que pudimos ver en el monstruo de Frankenstein al ser repudiado por la talluda malignidad humana, en la que todo lo distinto, todo lo que no se adhiere a los cánones dispuestos, se repudia. Es un canto a la diferencia, a lo singular y lo extraño. Un recuerdo-homenaje a esos monstruos de gran corazón. Tiffany Scandal tiene un estilo poético, y eso se plasma en el relato a través de las reflexiones y descripciones psico-físicas de los personajes.


Dibujos animados en el bosque de los suicidas - Leza Cantoral
   
Y, por último, la creme de la creme: un relato rompedor que embriaga, que fusiona el Weird puro con lo Bizarro. El Horror Cósmico de Lovecraft se transmuta en esta rica historia en ingredientes éticos, filosóficos y esotéricos, que nos remontan a la locura y la desazón de escenografías muy reales (el propio bosque de Aokigajara, ubicado en Japón).
El argumento es una oda a esos relatos de locura macabra tan del gusto de Guy de Maupassant con “Un loco” o “El Horla”. Trama inmersa en un halo absurdo e irreal que también lo aproxima a relatos de los grandes maestros Edogawa Rampo o Unno Juzo (por ej. “El intestino viviente”. Véase la reseña de Eroguro. Horror y erotismo en la cultura popular japonesa).
Un relato sublime, que merece una revisión y lectura obligada. ¡No defrauda!
 


Monstruos Bizarros es una recopilación de autores foráneos que nos vuelven a trasladar a ese mundo de brumas, a ese mundo dispar e irreal; a esa otra dimensión que no gusta llamar: bizarro.
Un volumen más que aconsejable.  


Monstruos bizarros
(Bizarre Monsters)

Comentarios

Las siguientes editoriales colaboran enviando libros para reseña:

Apache Libros Editorial Cazador de Ratas Editorial La Biblioteca de Carfax Editorial Huso Editorial Insólita Satori Ediciones Wave Books Editorial